Alimentación enteral alta en carbohidratos y proteínas y baja en grasas versus baja en carbohidratos y alta en proteínas y grasas, en casos de quemaduras

Leer artículo completo

Las pruebas disponibles sugieren que la alimentación enteral alta en carbohidratos y proteínas y baja en grasas en pacientes con quemaduras en al menos el 10% de la superficie corporal podría reducir la incidencia de neumonía comparado con aquellos que siguieron una alimentación enteral baja en carbohidratos y alta en proteínas y grasas. Los datos disponibles no son concluyentes respecto al efecto del tipo de alimentación enteral en la mortalidad. Conviene recordar que las pruebas disponibles proceden solamente de dos pequeños estudios en los que se considera que hay un riesgo moderado de sesgo.  

En personas con quemaduras, las necesidades de energía y proteína son aproximadamente el doble que aquellas de una persona sana. Se utiliza una alimentación enteral agresiva alta en proteínas en el periodo post-quemadura para mejoras el proceso de recuperación y curación. Sin embargo, un apoyo nutricional inadecuado podría causar consecuencias adversas. Este estudio analiza los datos que muestran unos resultados clínicos mejores en pacientes con quemaduras que recibieron alimentación enteral alta en carbohidratos y proteínas y baja en grasas (alimentación enteral alta en carbohidratos) respecto a aquellos que recibieron una alimentación enteral baja en carbohidratos y alta en proteínas y grasas (alimentación enteral alta en grasas).

Add yours ↓

Comments are closed.