Comparación entre los clavos condilocefálicos y los implantes extramedulares para el tratamiento de las fracturas extracapsulares de cadera

Read the full review here

Los clavos condilocefálicos (en particular, los clavos de Ender) ya no son adecuados para el tratamiento de las fracturas trocantéreas. Toda ventaja que se obtuviera en los resultados intraoperatorios con los clavos condilocefálicos se ve mermada por el aumento de las complicaciones de consolidación de la fractura, la tasa de reoperación, el dolor residual y la deformidad de las extremidades en comparación con los implantes extramedulares, en particular el tornillo deslizante de cadera.

Los dos tipos de implantes que se utilizan para la fijación quirúrgica de las fracturas extracapsulares de cadera son los clavos condilocefálicos (clavos intramedulares que se insertan a través del conducto femoral por encima de la rodilla y a través de la fractura) y los implantes extramedulares. En esta revisión se evalúan los clavos condilocefálicos (p. ej., los clavos de Ender y de Harris) mediante una comparación con los implantes extramedulares (p. ej., los clavos-placa fijos y los tornillos deslizantes de cadera) para el tratamiento de la fractura extracapsular (trocantérea y subtrocantérea) de cadera en adultos.

 

Add yours ↓

Comments are closed.