Introducción tardía de la alimentación enteral progresiva para prevenir la enterocolitis necrotizante entre lactantes de peso muy bajo al nacer

Read the full review here

Existen pruebas de ensayos controlados aleatorizados (ECA) que indican que la introducción tardía (más de cuatro días tras el nacimiento) de la alimentación progresiva no está asociado con un aumento del riesgo de contraer enterocolitis necrotizante entre aquellos lactantes muy prematuros y de peso muy bajo al nacer, y aquellos con retraso del crecimiento. Sin embargo, demorar la introducción de la alimentación entérica progresiva da lugar a un retraso del establecimiento de la alimentación enteral completa, cuya relevancia clínica sigue siendo, no obstante, desconocida. 

La alimentación enteral entre neonatos muy prematuros (< 32 semanas) o con peso muy bajo al nacer (< 1500 g) suele introducirse varios días o más tras el nacimiento, dada la preocupación de que no se tolere una incorporación temprana y aumente el riesgo de enterocolitis necrotizante.  No obstante, la alimentación enteral tardía está asociada con una disminución de la adaptación funcional gastrointestinal, lo que prolonga la necesidad de alimentación enteral, con los problemas de salud que conlleva. El objetivo de esta revisión era determinar el efecto de la introducción tardía de la alimentación enteral progresiva en la incidencia de la enterocolitis necrotizante, la mortalidad y otras enfermedades entre lactantes muy prematuros o de peso muy bajo al nacer.

 

Add yours ↓

Comments are closed.