Las intervenciones para el impétigo

Read the full review here

Existen pruebas fehacientes que demuestran que los tratamientos con mupirocina tópica y ácido fusídico tópico son tanto o más eficaces que el tratamiento oral. No puede precisarse si los antibióticos orales son superiores a los tópicos en este grupo debido a la ausencia de estudios en personas con impétigo extenso. El ácido fusídico y la mupirocina tienen una eficacia similar. La penicilina no resultó tan eficaz como la mayoría de los otros antibióticos. No existen pruebas que brinden respaldo a las medidas de desinfección para el tratamiento del impétigo.

El impétigo es una infección común y superficial de la piel producida por bacterias; es contagioso y se presenta con mayor frecuencia en los niños pequeños. Causa lesiones similares a ampollas, las que pueden llenarse de pus y formar costras; rascarse puede propagar la infección. No existe una terapia estándar generalmente aceptada y las directrices para el tratamiento difieren considerablemente. Las opciones para el tratamiento incluyen diversos antibióticos orales y tópicos, así como desinfectantes. Esta revisión evalúa los efectos de los tratamientos para el impétigo, que incluyen a las intervenciones no farmacológicas y a “la espera por su resolución natural”. La penicilina no es tan eficaz para el impétigo como la mayoría de los otros antibióticos. La mupirocina tópica y el ácido fusídico tópico son tratamientos tanto o más eficaces que el oral. No puede precisarse si los antibióticos orales son superiores a los tópicos debido a la ausencia de estudios en personas con impétigo extenso. El ácido fusídico, la mupirocina y la retapamulina tienen una eficacia similar; los otros tratamientos tópicos parecen ser menos eficaces. Existen pocas pruebas que brindan respaldo a las medidas de desinfección para el tratamiento del impétigo.

 

Add yours ↓

Comments are closed.