Lidocaína intravenosa para el tratamiento del dolor de fondo o de procedimientos dolorosos en casos de quemaduras

Lidocaína intravenosa para el tratamiento del dolor de fondo o de procedimientos dolorosos en casos de quemaduras

Leer el artículo completo

A día de hoy, todas las pruebas clínicas disponibles proceden de un solo ensayo controlado aleatorio y de series de casos e informes de casos, de los que se concluye que la lidocaína intravenosa debe considerarse un agente farmacológico bajo investigación en casos de cuidados de quemaduras. Su efectividad no se ha comprobado todavía, por lo que serán necesarios más ensayos bien diseñados y realizados.

El dolor es un grave problema para los pacientes con múltiples lesiones, especialmente para aquellos con quemaduras. Se ha sugerido que un uso temprano y agresivo de analgésicos opioides tales como la morfina es esencial para evitar el ciclo de dolor y ansiedad; sin embargo, este tratamiento provoca efectos secundarios. Se ha planteado que nuevos agentes tales como la lidocaína podrían ser eficaces a la hora de minimizar el dolor y evitar la creciente dosis de opiáceos necesaria para tratar a pacientes con quemaduras. Este estudio analiza la seguridad y la eficacia de la lidocaína intravenosa como método para aliviar el dolor frente al no uso de terapias, y el uso de placebos, otras drogas, o dos o más terapias mencionadas combinadas en aquellos pacientes con quemaduras.

Add yours ↓

Comments are closed.