Revisión sistemática de la eficacia de las intervenciones de promoción de la salud mental entre la población joven en países de ingresos medios y bajos 

Read the full review here

Es posible realizar intervenciones efectivas de promoción de la salud mental entre la población joven en Países de Ingresos Medios-Bajos (PIMB) en el entorno escolar y comunitario, con pruebas moderadas o sólidas de su impacto sobre los indicadores de salud mental, tanto positivos como negativos. Las conclusiones de las intervenciones en entornos escolares sugieren que los programas que se han llevado a cabo en el entorno escolar en diversos PIMB pueden tener un gran impacto positivo sobre el bienestar emocional y conductual del alumnado, lo que incluye una reducción de los niveles de depresión y ansiedad y una mejora en las estrategias para afrontar los problemas. Además, los resultados de las intervenciones llevadas a cabo en entornos comunitarios son bastante prometedores en lo que se refiere al impacto potencial de las intervenciones multicomponente sobre la salud mental y el bienestar social entre la población joven.

La salud mental es un elemento fundamental para la salud y el bienestar y afecta en gran medida a la situación social y económica a lo largo de la vida. Los problemas de salud mental durante la infancia se relacionan con problemas sociales y de salud como el fracaso escolar, la delincuencia y el abuso de sustancias, al tiempo que aumentan el riesgo de pobreza y de otros resultados desfavorables en la vida adulta. El objetivo de la presente revisión sistemática es resumir las pruebas relativas a la eficacia de las intervenciones de promoción de la salud mental entre la población joven con edades comprendidas entre los 6 y los 18 años que se han llevado a cabo en algunos PIMB, al mismo tiempo que se identifican las lagunas en los resultados actuales y se señalan los ámbitos sobre los que es necesario investigar más. Los hallazgos del estudio revelan que es posible realizar intervenciones de promoción de la salud mental entre la población joven en los PIMB en el entorno escolar o comunitario con pruebas moderadas o sólidas de su impacto sobre los indicadores de salud mental, tanto positivos como negativos. No obstante, no existen apenas pruebas acerca de las intervenciones destinadas a niños y niñas de menor edad en las escuelas primarias de los PIMB. Por tanto, es primordial que se realicen estudios de calidad con carácter longitudinal que amplíen la información disponible al respecto. Asimismo, las conclusiones prometedoras de los estudios que evalúan las intervenciones comunitarias multicomponente (por ejemplo, que tratan temas como la salud sexual y afectiva de los jóvenes, la prevención del VIH, la prevención de la violencia, el abuso de sustancias, etc.) ponen énfasis en la necesidad de determinar su impacto a largo plazo sobre indicadores de salud mental más específicos.

Add yours ↓

Comments are closed.