Suplementos orales de hierro para niños en zonas de paludismo endémico

Read the full review here

Los suplementos orales de hierro o alimentos fortificados con hierro para los niños que viven en los países en que el paludismo es endémico, en una dosis diaria de 80% o más de la cantidad diaria recomendada para la prevención de la anemia por edad, no causa un exceso de paludismo clínico. Esto es probablemente cierto en poblaciones donde la anemia es frecuente y en las que es poco frecuente. En zonas donde no hay servicios de administración y prevención del paludismo, el hierro, con o sin ácido fólico, puede incrementar la incidencia del paludismo. El tratamiento con hierro aumenta los niveles de hemoglobina.

Los niños en países de bajos recursos normalmente reciben suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia. El parásito Plasmodium que causa el paludismo requiere hierro libre, del cual carecen las personas deficientes en hierro. De ahí la teoría de que la carencia de hierro puede ser protectora (“inmunidad nutritiva”) y en los países donde el paludismo es común, se ha sugerido que los suplementos de hierro aumentan el riesgo de contraer paludismo. Este análisis evalúa la seguridad de los suplementos de hierro para los niños en las zonas de paludismo endémico con respecto al paludismo, el paludismo grave, los ingresos hospitalarios y clínicos o las muertes y sus efectos en la prevalencia de anemia y los niveles de hemoglobina.

Add yours ↓

Comments are closed.