Terapia para heridas con presión negativa para los injertos de piel y heridas quirúrgicas que cicatrizan por primera intención

Read the full review here

Todavía no están claras las pruebas sobre la eficacia de la terapia para heridas con presión negativa (TPN) para la curación completa de las heridas graves, al igual que el efecto de la TPN en el tiempo hasta la cicatrización completa. Las tasas de pérdida del injerto pueden disminuir cuando se utiliza la TPN, pero los productos de los hospitales son tan eficaces en esta área como las aplicaciones comerciales. Hay beneficios claros en cuanto a costos cuando se usan sistemas no comerciales para crear la presión negativa requerida para la terapia de la herida, sin reducción en el desenlace clínico. Los niveles de dolor también se consideran menores cuando los sistemas del hospital se comparan con sus contrapartes comerciales. La alta incidencia de ampollas que se produce cuando se utiliza la TPN después de una operación ortopédica indica que la terapia debe limitarse hasta que se establezca la seguridad en esta población.

Las indicaciones para el uso del SAT se están ampliando, con una gama de sistemas en el mercado, incluidos los diseñados para su uso en incisiones cerradas y limpias y en los injertos de piel. Esta revisión evaluó los efectos de la TPN en heridas quirúrgicas (cierre primario o injerto de piel) que se espera que curen por primera intención.

Add Comment Add yours ↓

Leave a Reply