Tratamientos tópicos para infecciones micóticas de la piel y las uñas de los pies

Read the full review here

Regularmente, los ensayos controlados por placebo de alilaminas y azoles para el pie de atleta producen porcentajes de cura mucho más elevados que los del placebo. Las alilaminas curan ligeramente mayor número de infecciones que los azoles y ahora se pueden conseguir sin receta médica. Se requieren más investigaciones para comprobar la eficacia de los agentes antimicóticos para las infecciones de las uñas.

La piel entre los dedos de los pies es un sitio frecuente de infección micótica (pie de atleta o tinea pedis) y es una afección que puede provocar dolor y picazón. La piel puede que se torne blanca y macerada y es posible que se formen ampollas. Estas ampollas pueden reventar y extenderse a otras zonas del pie, en especial, la planta de los pies que se enrojece y queda en carne viva. Asimismo, se forman parches de piel dura y gruesa en las plantas, los talones y costados de los pies. Esta situación puede provocar que la piel se raje (fisuras). Las infecciones micóticas de la uña del pie pueden afectar toda la superficie de la uña y hacer que se infecte una, varias o todas las uñas simultáneamente. Esta revisión evalúa los efectos de los tratamientos tópicos en el tratamiento exitoso de infecciones micóticas de la piel de los pies y las uñas de los pies, y en la prevención de la recurrencia.

Add yours ↓

Comments are closed.