Una revisión del alcance del estado de salud bucal de los niños inmigrantes y refugiados en América del Norte

Read the full review here

Los hijos de refugiados e inmigrantes tienen más probabilidades de sufrir enfermedades dentales. Son menos propensos a buscar atención de salud bucal debido al idioma, las barreras culturales y financieras.

Las enfermedades dentales se concentran de manera desproporcionada entre los niños refugiados e inmigrantes (“recién llegados”). Los niños afectados por enfermedades dentales son más propensos a tener un peor rendimiento escolar debido a los problemas de atención o las faltas de asistencia. El objetivo de esta revisión de alcance fue evaluar el estado de salud bucal de los hijos de refugiados e inmigrantes, las barreras para el cuidado apropiado de la salud bucal y el uso de servicios dentales y, por último, las intervenciones clínicas y conductuales para esta población en América del Norte. 32 estudios cumplieron con los criterios de inclusión, la mayoría de los cuales se ubicaron en los Estados Unidos (n = 26), el resto en Canadá (n = 6). Los niños recién llegados muestran una salud bucal inferior a la de la población local. Las barreras que limitan el acceso a la atención de la salud bucal y los servicios dentales son el idioma, la cultura y los impedimentos económicos Los tres estudios que se enfocan en programas de intervención descubrieron que la atención y los cursos educativos dirigidos tanto a padres como a niños pueden mejorar el estado de salud bucal de los niños. A pesar de que la mayoría de los estudios identificados se realizaron en Estados Unidos, la discusión se enfoca más específicamente en el contexto canadiense.

Add Comment Add yours ↓

Submit a comment