Actualización sobre la transmisión del virus del Zika en las islas del Pacífico, de 2007 a febrero de 2016 y el fracaso de la vigilancia de la parálisis flácida aguda para señalar la aparición del Zika en este contexto

Read the full review here

La evidencia sugiere que no hubo datos de vigilancia de parálisis flácida aguda ni denuncias de infecciones por Zika observadas en las islas del Pacífico. La revisión recomienda que la utilidad de tal estrategia de vigilancia sea probada en otros países que tengan grandes poblaciones de menores de 15 años y que sean vulnerables a los brotes del virus de Zika.

Varios organismos públicos de salud han implementado esfuerzos mundiales para contener los brotes del virus de Zika, incluida la Organización Mundial de la Salud. Se ha sugerido que varias infecciones por el virus de Zika se asocian con malformaciones congénitas y presentaciones autoinmunenurológicas, lo que incluye la microcefalia, la disfunción del nervio craneal y el síndrome de Guillain-Barré (SGB). En abril de 2007 se documentó el primer brote humano del virus de Zika en el Pacífico, en el estado de Yap, en los Estados Federados de Micronesia (EFM). Desde entonces, otras diez islas del Pacífico han documentado brotes de la enfermedad por el virus de Zika. El objetivo principal de la revisión fue describir la distribución y la magnitud de las infecciones por el virus de Zika notificadas en las islas del Pacífico desde el 2007 hasta febrero de 2016, y explorar la utilidad de la vigilancia de parálisis flácida aguda de rutina (PFA) para detectar la aparición del ZIKV.

Add Comment Add yours ↓

Submit a comment