Citalopram versus otros agentes anti‐depresivos para la depresión

Read the full review here

Se demostró que el citalopram es significativamente menos efectivo que el escitalopram, para lograr una respuesta perspicaz, pero más efectivo que la paroxetina y la reboxetina.

La depresión mayor es una enfermedad mental grave que se caracteriza por un bajo estado de ánimo persistente y no reactivo y pérdida de todo interés y placer, generalmente acompañado de una variedad de síntomas, entre los que se incluyen cambios en el apetito, trastornos del sueño, fatiga, pérdida de energía, falta de concentración, culpa y pensamientos inapropiados sobre la muerte. Los medicamentos antidepresivos siguen siendo la base del tratamiento en la depresión grave, de moderada a severa. Durante los últimos 20 años, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), incluido el citalopram, se han convertido en los antidepresivos más comúnmente recetados. Este análisis tuvo como objetivo evaluar la eficacia, la aceptabilidad y la tolerabilidad del citalopram, en comparación con otros antidepresivos, en el tratamiento de la fase aguda de la depresión mayor. Se incluyeron 37 ensayos controlados aleatorios (más de 6000 participantes), en este analisis. Se encontraron diferencias entre el citalopram y otros antidepresivos, para el tratamiento en fase aguda de la depresión mayor, en términos de eficacia, tolerabilidad y aceptabilidad. El citalopram fue más eficaz que la paroxetina y la reboxetina y más aceptable que los tricíclicos, la reboxetina y la venlafaxina, sin embargo, pareció ser menos eficaz que el escitalopram.  Los investigadores notaron que al interpretar los resultados del análisis, debería tenerse en cuenta la posibilidad de sobre-estimar el efecto del tratamiento, debido al sesgo de patrocinio y al sesgo de publicación.

Add Comment Add yours ↓

Submit a comment