Efectos de la epidemia de Ébola de 2013-2016 en la utilización de los servicios sanitarios

Read the full review here

La utilización de servicios sanitarios maternos e infantiles (especialmente la vacunación) disminuyó durante el brote de ébola, junto con el uso de servicios de VIH/SIDA y malaria, la admisión general en hospitales y el número de cirugías mayores. El impacto del ébola incluye efectos indirectos en los servicios sanitarios, particularmente en la salud materna, infantil y reproductiva.

En los servicios para el VIH/SIDA se redujo el número de visitas por parte de los pacientes para el tratamiento del VIH, disminuyó la prevención de la transmisión madre-hijo del VIH en Sierra Leona, se redujo el tratamiento de nuevos pacientes de VIH y las recetas de medicamentos anti-retrovirales fueron renovadas menos frecuentemente. La admisión y el tratamiento de la malaria disminuyó en adultos y niños. Se ha informado de grandes reducciones en la admisión hospitalaria y cirugías mayores, incluyendo una reducción del volumen de cirugías en Sierra Leona del 3% al final de 2014 frente al volumen de 2013. En un centro, el 25% de los cirujanos murió de ébola. Algunos hospitales generales fueron convertidos en centros de tratamiento para el ébola.

Esta revisión se centra en el brote de ébola de 2013-2016 en África Occidental, que ha sido el mayor hasta la fecha (alrededor de 30.000 casos y 10.000 muertes). La intención de la misma ha sido tratar de determinar cómo pueden ocurrir los efectos indirectos, por ejemplo, estimando que cada mes de interrupción de los servicios de vacunación en África Oriental puede resultar en alrededor de 20.000 niños sin vacunar. La tasa de letalidad en casos maternos en Sierra Leona y el número de mortinatos aumentó y los modelos sugieren que las muertes por ébola de trabajadores en los servicios sanitarios podrían tener un efecto a largo plazo en las tasas de mortalidad maternas. La revisión incluyó 22 estudios.

Las estimaciones de varios estudios muestran que tanto la tasa de morbilidad como la de mortalidad han aumentado, y los efectos podrían ser a largo plazo, especialmente en términos de la mortandad materna y el tratamiento del VIH/SIDA. La muerte de profesionales de los servicios sanitarios en países que ya tienen un bajo número de este tipo de trabajadores podría llevar a una mayor mortandad. Una estimación sugiere 25.000 muertes adicionales anuales en África.

Son necesarios estudios adicionales, ya que muchos de los artículos empleados en esta revisión fueron iniciados de manera rápida y oportunista, haciendo sus conclusiones menos seguras.

Add yours ↓

Comments are closed.