Inmunización pasiva post exposición para la prevención de la rubéola y el síndrome de rubéola congénita

Read the full review here

No hay pruebas suficientes para sacar conclusiones directas sobre la efectividad de la inmunización pasiva post exposición para prevenir el síndrome de rubéola congénita. 

La infección con rubéola en el comienzo del embarazo puede llevar al aborto espontáneo, la muerte fetal o una anormalidad congénita. Esta revisión evalúa 12 estudios (430 participantes) sobre la efectividad de la inyección intramuscular o la infusión intravenosa de inmunoglobulinas policlonales provenientes de suero o plasma humano para la prevención de la rubéola y del síndrome de rubéola congénita cuando se administra a personas susceptibles expuestas antes de la aparición de la enfermedad. Aquellos que reciben anticuerpos son un 39 % menos propensos a desarrollar rubéola que quienes no los reciben. En un análisis de los siete estudios (89 participantes) en los que los participantes habían estado en contacto con la rubéola hasta cinco días antes, las personas que recibieron las dosis más altas utilizadas en los estudios tuvieron un 80 % menos de probabilidades de desarrollar rubéola que las que no recibieron anticuerpos. Solo un estudio incluyó mujeres embarazadas. Los estudios que evaluaron la prevención de la rubéola fueron de calidad moderada debido a algunos problemas metodológicos y al número bastante reducido de participantes. En comparación con no realizar ningún tratamiento, la inmunización pasiva parece ser beneficiosa para prevenir la rubéola. La evidencia disponible sugiere que esta intervención puede ser beneficiosa hasta cinco días después de la exposición y que la efectividad depende de una dosis suficiente. 

 

Add Comment Add yours ↓

Submit a comment