Intervenciones para la celulitis y la erisipela

Read the full review here

La evidencia limitada muestra que el macrólido y la estreptogramina son ligeramente mejores que la penicilina para eliminar o reducir los síntomas al final del tratamiento para la celulitis, además de indicar que los antibióticos orales pueden ser más efectivos que los antibióticos intravenosos.

La celulitis y la erisipela se consideran manifestaciones de la misma afección, una infección de la piel asociada con dolor fuerte y síntomas sistémicos. Esta investigación utiliza el término “celulitis” para describir ambas afecciones. La infección generalmente se trata con antibióticos; sin embargo, también se han utilizado corticosteroides y tratamientos físicos.  Esta investigación evalúa la eficacia y seguridad de las intervenciones para la celulitis adquirida sin cirugía. Los investigadores seleccionaron ensayos controlados aleatorios que compararon dos o más intervenciones diferentes para la celulitis. Estos incluyeron 25 estudios con un total de 2488 participantes, sin embargo, dos ensayos no investigaron los mismos antibióticos. Tampoco se utilizó un régimen de tratamiento estándar como comparación. Los antibióticos orales parecieron ser más efectivos que los antibióticos administrados por vía intravenosa para la celulitis moderada y grave. Hay pruebas limitadas de que el macrólido y la estreptogramina son ligeramente mejores que la penicilina para reducir los síntomas al final del tratamiento para la celulitis. No se pueden extraer conclusiones firmes sobre qué tratamiento es más efectivo debido a la falta de datos.

Add yours ↓

Comments are closed.